Archivo por meses: julio 2014

A Maya.

 Luna abrazada a un tótem llevada a la mar.

DSC00314

Retendremos en nuestra memoria la lealtad entregada de una hermosa hembra compuesta de un nombre tan seductor como el de una reina venida del Yucatán. Atraeremos hasta el corazón a la imagen de ese cuerpo tuyo cubierto de rizado pelo negro azabache iniciado sobre esas orejas agachadas y entre caídas y tan graciosas terminadas en la redondez de un cuello cubierto de blanda lana que en incontables ocasiones hemos acariciado mientras estabas acostada de lado en el fresco suelo del que ha sido tu hogar durante tantos años y, era que siempre nos buscabas las yemas de los dedos entre más caricias y suaves palmadas y cosquillas idas a tu vientre donde se unía con este otro recio cabello acaracolado de blanco pastel que desde un hermoso torso se volcaba y te vestía la parte interior de las piernas que tantas veces han recorrido todas las estancias donde reposábamos. Sucedió, sucedió al compás de huellas de pies descalzados, sujetados a almohadillas desnudadas mientras trenzaban y apilaban lucidos días de tiempos memorables, días sólidos y completos, repletos de baúles en blancos y negros donde los grises nunca existieron, baúles llenados de quehaceres cotidianos instaurados para hechizar y amortiguar a la vida a veces como huida; también los hay de lienzos de instantes regalados por ti para nosotros.

Se intuían aquellas complicidades traspasadas de unos a otros, se sabía cuando llegaban las huellas de tus pies descalzados, venían y se subían a nuestros sueños y de nuevo volvían las palomas a cruzar los mares.

Ahora ya nos quedarán jardines de jazmines prodigiosos que sonarán iguales a gemidos de campanas insinuantes que se colarán entre el sudor y el delirio, pero, inmensos tus pasos transitaron, evocaron y cedieron un lugar exacto edificado para atraer a las nanas que han de ser cantadas en silencio a unas almas que descansan.

Siempre fueron los destellos de tus tiernas miradas  quienes cruzaron con sus acordes de cigarra a las horas venciendo a las madrugadas, y , nunca te olvidabas, en tantas ocasiones nos has atendido en las amplias noches de vigilia cuando presagiabas que la melancolía nos rondaba; entonces nos acompañabas en cada lagrima vertida y nos esperabas quieta y callada hasta que la tristeza ya no nos acechaba, o al oír aquel golpe seco  provocado al hacer girar una llave sobre la cerradura alojada en la puerta de la entrada principal; entonces, después, nacían las hadas, sus alas y la magia que solo tú fuiste capaz de inventar contoneando ese mediano cuerpo entero entregado a la felicidad de un humilde hogar ahora ennoblecido al crear un vinculo preciso ofreciendo armonía y pasión en un lenguaje corporal cargado de gestos honestos.

Grabaremos en nuestra memoria a aquellos paseos ceremoniales que nos brindabas cuando regresábamos al hogar, resultará imposible olvidarlos porque son fotogramas adheridos al sentimiento, al tacto y a las retinas. Son retratos colgados a la mente, extractos y sumarios personales salientes alojados en escenas llenas de vida, deseos entrados a la emoción al pensarte en una solo esbozo que te describe y te define en el último acontecimiento con el que hoy de ti nos quedamos antes de dejarte huir.

Al vernos te descomponías, te desatabas enteras las ganas en un manojo de nervios que te llevaban como a un demonio, he ibas y venias gastando las pezuñas y las baldosas abanicándonos con el rabo ascendido entre saltos y alegres lloriqueos terminados a la altura de nuestra cintura y, otra ve vez volvías y recorrías el espacio concreto de donde provenían los olores que nos abrían el apetito y aquel umbral en el que tú nos anunciabas a los demás sobre reverencias, juegos y aún más abundantes festejos …

28/7/2014.

Rafael de Iñaki.

Instante para un día.

Fragmento del cuadernillo. Como en un año de una vida.

En un 24 de abril.

De Delhi vengo inquieto envuelto entre felices pieles bronceadas encontradas que me han contagiado, se han volado las cometas, y yo, he quedado enamorado de este tiempo de calidad hallado hoy en mi pasado.

Prosa poética.

Obra en proceso de corrección.      

Rafael de Iñaki.

Realidades sociales. Independents.

DSC00404

El viaje ha comenzado, ahora os dejamos en un primer andén en el que unas sencillas palabras han querido detenerse junto a cada uno de los vagones que os han traído hasta Independents.

Bienvenidos a nuestro nuevo hogar, a un lugar a donde los lectores y los autores son igual de creativos en esta fusión de dos astros encontrados; invisibilidad compartida en este Edén en el que hemos querido quedarnos, complicidades intercambiadas que se confunden y que nadie sabe quién es quien desde fuera de esta esfera.

Venid, entrad, traed a todos los que halláis ausentes, tomad, dadles el brebaje al que estáis invitados para ir a descubrirnos ahora en la realidad que se esconde entre ellos y nosotros. Hoy podéis sentir que sois un mañana; alentaos, alentadnos a subid en las horas de marzo a un cuerpo azulado de cuarzo que peldaño a peldaño nos acercará al futuro eslabón de esperanza –averdada– generada en un arca arrojada desde el sentimiento autentico y nunca fingido.

Vamos todos. Venid, salid, volvamos a agrietar la costumbre equivoca. Dilapidemos aquella aurora boreal inventada en los siglos de atrás, salgamos a la pampa Argentina más austral hacia una laguna que atraviesa el valle de la luna –de Chile– y nos haga reconocer que habitamos en la belleza de un desierto agotado; saltemos a la tierra de fuego en la que los libre pensadores fueron presos en un territorio exento de muros y de barrotes en aquella geografía escogida para la tortura, escogida para invalidar y atrofiar a las siluetas, pero no, jamás consiguieron encarcelar a las mentes de esos héroes inscritos en los ecos de los vientos que han traído hasta nuestro mediterráneo a sus voces errantes que nadie ha podido acallar desde los brotes insurrectos de antes.

Este tiempo de pesimismo ha de cesar. Y ellos, preludio; en aquellos libres pensadores presos maniatados enfrentados entre el aberrante espejismo escogido intencionadamente para deteriorar a los huesos y a las almas de los hombres más honestos se da el mejor ejemplo.

Consiguieron reducir a cenizas a sus raquíticos cuerpos pero de ningún modo pudieron esclavizar a sus almas y en ellos comenzó la era de la abolición en un equinoccio de invierno.

Les quisimos recordar y; os los hemos querido presentar con motivo del próximo solsticio de verano donde nosotros les celebraremos en el aniversario de cualquier instante cotidiano.

Cíclica primavera, distinto puerto de instinto a ir a amarrar las ganas, presagio de un cambio necesario, dique aturquesado frente a un mar  abierto al que al llegar se nos tiende la oportunidad de adivinaros.

Y, al elegir, escogemos la mejor fecha, la más idónea para brindar por ellos.

Posdata.

Podríamos deducir que Independents  es así, podríamos definirla como la vida misma, siempre sincera, en ocasiones bastante escandalosa y en otras veces inmensa y traviesa cuando te atrapa con esa sonrisa tan contagiosa.

Rafael de Iñaki.