Archivo por meses: agosto 2015

Casi a cajón y sin apenas corregir. Esta vez yo lo quiero así.

Vuelvo al templo de la literatura desde donde de momento me despido de un Vietnam concreto al que fui a buscar, al que conocí distinto, y del que nadie nunca ya podrá separarme.

Todos los estudiantes graduados pillados festejando en uno de los patios interiores del templo de la Literatura, una edificación emblemática construida en el año 1070 en honor al pensador Confucio.

DSC01261

Aquí egrese a mi otro hogar, se sucedió, afloró aquel sentimiento en un carrusel de emociones que no quise contener, luego, me deje llevar, fue algo así como acercarme a un lugar con otro horizonte a olor a sándalo donde se impuso una quietud que escalonadamente fue decreciendo mientras caminaba en dirección al animado lago de Hoan Kiem, en quien busque un necesitado apego interior ante la falta de este afecto tan profundo que provoca la ausencia de la familia cuando no puedes abrazarla porque la lejanía trae consigo la nostalgia. Vuelve la añoranza y se nos cae encima entera y siempre deja su huella.

DSC01211

Id a curar las heridas del alma cuando aparezcan las pesadillas, mitigad esos breves impulsos de soledad,  emplazadles y dejadles en la orilla de sus aguas frente a los tigres que custodian el puente rojo antes de la huida de la llama, llama a quien te acompaña y ahora no puedes ver, sal de ti, ubícate en el mismo centro de la caótica y entrañable urbe de Hanói. Hanói también puede ser Barcelona…

DSC01184

Conversé con los chicos y me quedé con sus sonrisas volcadas sobre sus fiestas y sus colores, y, recogí todo cuanto intuí. No me lo pensé, fui convencido, regresé a uno de esos instantes de equilibrio emocional que tanto nos satisfacen al reencontrar y compartir con aquellos otros seres que no conocemos.

Volvieron las esencias que nos acercaron y no nos distanciaron, reconocí sinergias. Ellos me regalaron un ramo de tiempo compuesto de honestidad, de belleza, de inteligencia, de amabilidad y de cortesía. Allí les comprendí, la chispa surgió entre sonrisas y sencillas palabras con destellos de humildad. Entendí un hermoso propósito, descubrí la actitud de todo un pueblo, una intención y un esfuerzo común, lo vi claro, apareció en la forma en cómo me hablaron de un pasado tan reciente, me expresaron motivos sin un ápice de rencor, y, entonces fui feliz al saber que de estos jóvenes también depende una porción del futuro que le espera a una nación recién despertada.

DSC01375

Resulta alentador constatar que junto a este gran dragón de escamas aturquesadas, los muchachos graduados también van subidos a sus lomos…

En el lago de Hoan Kiem hallé un pequeño refugio que me ayudó a soportar con dignidad algunos momentos de debilidad.

DSC04698

Esta vez ha sucedido en Tailandia.

Desde Barcelona ahora me duele otra ciudad con toda su gente, ayer y hoy son los peores días de luto. Guardo el verde y el azul y, tras este negro velo me niego a escribir en Diarios de viaje en Confesiones desde Bangkok.

A vosotros no os vamos a olvidar.

Martes 18 de agosto de 2015.

Rafael de Iñaki.

Desde aquí hasta el amor.

Lagrimas escritas con sangre, noches de continuos desvelos que envejecen. Tiempos de orfandad y de sentimientos contradictorios. Vigilias de días que consumen y desheredan.

DSC01165

Conflictos, desavenencias, instantes de eterno duelo. Volver a reconstruir aquel espacio personal fragmentado. Soltar lastre, equivocarse, enmendar…

Después, al final, le entiendes. Aprendes a diferenciar cuando le presientes llegar…

DSC00634

Alguien viene y rompe aquel silencio de atrás.

–Verás como pronto todo esto pasará.

Ella, alza la cabeza, y fuera del resentimiento, le mira con esos redondos negros ojos desde su rostro herido y le expresa

–Dime tú donde puedo encontrar ese ungüento para poder dejar de amarte tanto, o  acaso también anhelas arrebatarme lo único que me queda.

DSC00415

Posdata.

Los desamores duelen y mucho, pero pensemos que algunos son para siempre.

Rafael de Iñaki.