A todas vosotras sin excepción.

Único reloj exacto emocional proseguido de una verdad, un lugar al que acudir unidos, a las fértiles y verdes terrazas de arroz donde recoger y sembrar lo aprendido; de ellas, su valía, y, de ellos, mayor tolerancia.

A 30 de marzo de 2015.

Rafael de Iñaki.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *