Archivo del Autor: iñaki

Coach. II.

En nuestro día a día sobre todo hay que nutrirse de instantes agradables y placenteros.

Este tal vez sea un buen momento para dar un paso más.

Me gusta comunicarme con los demás, disfrutar de quiénes son y aprender, también recoger todo aquello que pueda plasmar en palabras y obsequiar mediante escritos anotando en mi memoria lo mejor de cada una de las personas que voy descubriendo en el día a día con motivo de compartir.

Hace tiempo que tenía ganas de dar un paso más, y, no digo que compartir experiencias no sea grato, pero, siempre he observado que en mi fuero interno faltaba algo, hoy lo sé.

Ayudar de una forma práctica.

Redactar cuentos, relatos, poemas, pensamientos, reflexiones y crítica social aderezada con instantáneas, resulta hermoso, pero no es suficiente.

Me encanta la gente, verla sonreír y después sentir como se ríe a pulmón partido, pero, sobre todo me nutro de aquellos instantes agradables. Me nutro al observar la cara de sorpresa de un niño nipón y todo lo que expresa y dice gestualmente al verle probar por primera vez la llamativa rosa golosina de un algodón dulzón en aquella diminuta tienda ubicada en la masificada calle de Teresita Dorí en la mega urbe de Tokio, y, si una vez describí; la majestuosidad de un hotel cercano a la puerta de la India y que nace frente al mismo embarcadero desde donde se parte hacia la Isla Elefanta, pero, nunca sin antes quedarse prendado y tocado para siempre de una enigmática ciudad tan llena de contrastes. Hablo de aquella Bombay con sus desheredados, con sus castas, con sus caóticas calles y sus decorados donde la distancia que separa la abundancia de la miseria la dicta el ancho que ocupa una avenida…

Jardines, fuentes y adoquines son quienes te saludan antes de llegar a los mismos pies de las torres Petronas, después, el lujo asiático te emborracha, también te embriagan sus jardines interiores, y, aún sin conocernos de nada, aquel extenso piro musical nos unió.  A media tarde a finales de diciembre, ella, tan descarada, se asomaba seduciendo; ahora iluminada, y, recién acicalada, iba y se contoneaba y nos dejaba esencia a madre selva. Después, asomada a esa ventana natural como columpiada en la maraña de agua dispersada que la cobijaba en la distancia de nuestras miradas penetrantes. Ella, lucía una larga trenza sobre sus hombros desnudos y erguidos, y entre luces cambiantes y piruetas de aspersores enraizados a unas dulces notas melódicas, iba y nos atraía hacia la estructura titánica de sus muslos vestidos de piel de seda y de medias de transparencia que dejaban entrever toda la sexualidad que la componía; también la acompañaba la dulzura traída desde dentro del alma yendo hacia fuera a buscar el contorno de sus negros ojos entregando aquella afectuosa mirada que nos invitaba a recoger una virginal pasión que nos regalaba para volver a amar otra vez a la vida desde una navidad que nos convoco en aquel lugar donde el lujo no nos impedía reconocer la humildad, la entrega y la compasión hacia los demás. No, no hubo nada que nos distanciara, absolutamente nada, ni credos, ni condiciones sociales, ni ideales. Allí, en aquel patio interior adornado entre jardines de juncos, de fuentes, de bloques de refinada piedra y de suntuoso cristal; se dio. Si, el sentimiento y la emoción nos unió.

Ahora me vienen bellos recuerdos de conversaciones placenteras, imágenes que se suceden desordenadas y que sobrevuelan en mi imaginación de forma frenética, de pronto, en mi mente se detiene una secuencia en la que predomina el azul raso de un cielo primaveral que converge con un verde aturquesado que se cae sobre el agua salada en la línea del horizonte, y, a cincuenta metros de altura, en la azotea de la terraza, al fondo de un espacio rectangular, justo frente a la piscina abarrotada de tumbonas y de mesas bajas que acogen a los cocteles y a los refrescos, suena suave una música que late y acompaña a los rostros y a las voces, una música que emerge, que evoca y que convoca a ir a susurrar al oído intimas confidencias.

Me encanta la gente, verla sonreír y después sentir como se ríe a pulmón partido, sobre todo me gusta ver a las chicas cuando adoptan esa posturita ahí como de pie con las piernas entrecruzadas y dejan caída la mano izquierda apoyada en su vientre mientras ellas arqueadas hacia delante sostienen una copa de vino con la mano derecha haciendo equilibrios para no derramar ni una gota, y, con la cara desencajada y las risotadas tan felices van y se dejan llevar por las bondades terapéuticas que entrega el humor, y tan anchas y tan felices contagian de felicidad y de magia a los que estamos allí postrados tan formales y hundidos en ese protocolo social de aparentar saber estar… Pero será que no, siempre será mejor dejarse llevar y pasarlo bien siendo espontáneos y naturales.

No es oro todo lo que reluce.

Cuando nos relacionamos, al profundizar un poquito en cualquier conversación, se observa y a la misma vez se percibe, que en mayor o en menor medida, en alguna etapa concreta de nuestras vidas, todos hemos sido tocados por una vivencia personal que nos ha dejado huella y que va haciendo mella porque aún no hemos conseguido superarla. Continuamente estamos lidiando con ella de la mejor forma que sabemos gastando un tiempo valioso y una energía que nos agota; un tiempo y una energía que hay que saber dosificar.

En ciertas ocasiones me han preguntado porque hablo de la felicidad si esta no existe, y, siempre respondo lo mismo, la felicidad está ahí, al alcance de tu mano, a tu lado, solo se trata de ir a buscarla, solo se trata de creer en ti mismo y de tener la valentía de intentarlo de verdad, y, si resulta que me equivoco, pues no pasa nada, hay que volver a levantarse y proseguir caminando.

Cuerpo y mente sana.

Estos son dos objetivos difíciles de conquistar en la vida. Hallar un equilibrio entre ambos propósitos, no resulta nada fácil; yo mismo bien lo sé, y, la verdad, es que, en ocasiones resulta que somos demasiado dependientes de nuestro alrededor más inmediato.

Todos estamos compuestos de debilidades y también de fortalezas.

Una de las claves que nos podrá ayudar a resolver alguno de nuestros conflictos internos, es la de llegar a conocernos bien a nosotros mismos para saber cuáles son nuestras debilidades y cuáles son nuestras fortalezas, y, acto seguido ir a reforzar todos aquellos aspectos personales en los que detectemos carencias.

Detectar y enmendar.

A día de hoy resulta complejo acertar a definir cuál de las terapias de entre todas las que tenemos a nuestro alcance, nos resultará más apropiada y se ajustará mejor a nuestras necesidades.

Existen tantas metodologías…

En fin, se podría hablar largo y tendido sobre cada una de ellas, pero, lo más importante es marcarse un objetivo claro que nos ayude a superar aquella dificultad que aún tenemos sin resolver y que nos pueda acercar al camino adecuado que hemos de recorrer para encontrar nuestra propia felicidad.

Mientras tanto, para quien crea que la introspección personal puede ser positiva, aquí le dejo dos pensamientos.

Conócete a ti mismo, y, ya tendrás la mitad del camino conquistado.

Sincerarse es bueno porque nos enriquece si lo hacemos de una forma sana. Hazlo siempre que creas que lo necesitas y, se dé la oportunidad.

Tal vez este podría ser un buen momento para que te plantees si merecería la pena dar un paso más.

Rafael de Iñaki.

Amantes a media jornada. Anuncios breves

Introducción al  cuadernillo. Amantes a media jornada. Anuncios breves

A lo largo de nuestra vida se dan instantes concretos en los cuales sentimos una gran necesidad interior de acercarnos hacia ellos.

En amantes a media jornada, crecientes, vuelven algunos de estos sueños que palpitan constantes acelerándonos el pulso queriendo acariciar al sentimiento.

Anhelos de hermosos encuentros con quienes podrían ser nuestra otra mitad, conocidos con los que, en momentos distendidos nos gustaría construir una amistad perdurable…

20161225_181007

Busco pelirroja.

Y, vienen, y van, y vuelven y llegan cíclicamente las oportunidades mientras se condensan las nubes y bajo la niebla, aún, no divisamos un posible final, que, tal vez, adulzado o amargo, nos cruzará el alma como relámpago o aroma a miel. A miel nos entra la segunda, su mirada, y mi piel ahora erizada se cae casi al suelo tras olvidar la timidez que la vencía al sonreír para tus atentos sentidos dispersados alrededor de la voz yendo a escoger un momento ahora robado a un tiempo escogido donde el azar ha llamado a despertar a aquello que seamos capaces de alcanzar.

20161225_183020

Solo amistad.

Un grupo con quienes compartir, y, se dan, instantes para bien, también las traiciones, y las envidias, para mal, entre olas de lagrimas de cristal, y, que vienen y que van, las tristezas, sobre las penumbras y, brotan, saltan y se crecen, en los valles también nos hieren, y en la luz las penas se nos van, huyen de la mar solo salada, adulzada nueva, al agua, a las aguas enredadas a las algas y a la hilera de hiedra que circular te abraza bajo este sol de media tarde caído en tu edad yendo a traer fiesta, jolgorio y un fragmento de otra felicidad a la que vuelves a llamar…

Ya viene y asciende y vuelve otra vez a la vida………

Reivindico un@ amgig@ y un@ chic@ sincer@ que esté disponible y que no mienta.

Rafael de Iñaki.

La obra literaria solo estará disponible a través del autor mediante un ingreso efectuado en concepto de donativo en el siguiente nº de cuenta.

En España.

En Nº de cuenta 2100 0385 83 0101659135

Solo a través de los cajeros automáticos de La Caixa.

A nivel internacional.

Solo disponible solo a través del autor mediante el ingreso de un donativo en nº de cuenta

ES66 2100 0385 8301 0165 9135 / CAISESBBXXX

Solo en los cajeros automáticos de La Caixa donde no habrá ningún tipo de coste.

AVISO IMPORTANTE

Cualquier otra forma de ingreso conllevará gastos tarifarios aplicables entre las distintas entidades financieras de las que yo no percibiré nada en absoluto y por consiguiente como consecuencia yo no me podre hacer cargo ni me responsabilizare de los posibles incrementos que me son ajenos ante otras alternativas elegidas por cualquier usuario.
Imprescindible identificar una dirección de correo electrónico para recibir el envío.
Se entregarán ejemplares a cambio de donativos mientras el autor se pueda ocupar de los trámites que ello conlleva, llegado el caso el autor no se responsabilizara de las posibles irregularidades que se ocasionen por segundas o terceras personas, instituciones y demás….

Rafael de Iñaki.

 

 

Coach.

Se denomina coach a la persona que acompaña a alguien en un proceso de cambio a nivel personal.

Pero sobre cómo funciona esta técnica aplicada que nos puede ayudar a superar una dificultad cuando algo nos limita, se podría hablar largo y tendido, pero en esta ocasión, no lo haré.

Solo anotaré algunas de las razones por las cuales me introduje en este mundo del coaching.

Siempre he pensado que la felicidad es una de las grandes metas a las que debemos aspirar en nuestra vida, y, a quien no le coge un poco más de felicidad en su día a día.

Sí, hay que ser lo más feliz, lo más libre y lo menos dependiente posible. Esta afirmación podría parecer un tanto arrogante o incluso algo egoísta, pero resulta que no lo es, este es un razonamiento muy sencillo que podría expresarse con otras palabras que definen una consecuencia.

Sino somos felices, no somos libres porque somos dependientes de alguien o de algo…

20161225_181107

Como autor.

Mi afición por la escritura se inicia en la adolescencia, una etapa concreta en la que ya sentí la necesidad de liberar las inquietudes a la que a esta temprana edad comenzaban a rondarme. También tuve la gran suerte de leer a buenos y a diversos autores que poco a poco me hicieron observar todo un universo muy distinto al que yo conocía, y, eso para un chico de barriada que había trascendido poco más allá de los límites de la periferia de una ciudad industrial, realmente fue algo grato y todo un descubrimiento.

Durante muchos años, escribir me ha ayudado a liberar tensiones y a expresar emociones y sentimientos, una experiencia vital que me ha servido para conocerme a mí mismo, el alrededor más inmediato –y con la revolución tecnológica también he podido hacerme una ligera idea de hacia dónde camina el mundo. Pero lo que me ha sorprendido más, ha sido, entender que lo hacía de una forma involuntaria, como sin darme cuenta, y, eso, sucedió, de repente.

Un día me di cuenta de que redactar resultaba una terapia fantástica.

Como sin darme cuenta, era como anotar registros de mi propia personalidad y de mí alrededor a todos los niveles, detectando defectos y virtudes, y, de forma inconsciente tomaba conciencia de algunos errores…

Nunca hubiera afirmado que el coaching y la escritura tuvieran tantas semejanzas, pues sí.

Y, según he ido adquiriendo conocimientos en mi formación como coach personal, aún mayor ha sido mi sorpresa…

Siempre que me ha sido posible, he intentado aportar ese pequeño granito de arena hacia con todas aquellas personas a las que he visto sufrir, o agradecer a quienes han dado un poquito de sí mismos sin pedir nada a cambio, también he intentado comprender porque en ocasiones somos desdichados, difícil tarea esta, pero bueno, me ha costado mucho tiempo entenderlo, y, tampoco me he conformado con ello, quería hallar más respuestas porque necesitaba comprender que hechos nos dejaban como tocados y en consecuencia no nos dejaban avanzar, entonces, investigando, me topé con vocablos nuevos para mí que se resumían en palabras como PNL, inteligencia emocional, terapias cognitivas, coaching y de muchas otras que tenían mucho que ver con un acercamiento hacia un equilibrio interior personal, y, de otras metodologías, aunque yo me he decantado por el coaching y las terapias que se vertebran en la rama de la psicología moderna dentro del contorno de la ciencia y de la investigación en salud mental.

Punto de intersección entre ambos universos. Literatura y coaching.

Me gusta la gente, y, como no podía ser de otra manera, a día de hoy estoy enamorado de la vida, también tengo mis momentos buenos y mis momentos malos, y, como cualquier ser humano,  lidio con ellos lo mejor que puedo.

Y, de los sueños, te hablo de esos anhelos interiores como ángeles que nos acercan algo más a vislumbrar esta la luz interior, de que, llegar a alcanzar a conquistar a uno de ellos es posible. Pues, al respecto, te diré, que nunca lo dudes. Conozco a personas que lo han logrado, y, ellos lo han conseguido porque han sido constantes, organizados, positivos, y, después de equivocarse muchas veces se han vuelto a levantar entendiendo que cometer un error conlleva implícito un aprendizaje.

Date la oportunidad de equivocarte…

20161225_181334

Estos son algunos de los sueños que yo he conquistado.

Viajar a otros países por mi cuenta y riesgo de forma independiente, trabajar durante varios años para redactar un amplio borrador de viajes, llegar conocerme mejor a mí mismo, entender mejor a los demás, sacarme el permiso de motocicleta –he de admitir que me ha costado un gran esfuerzo y para colmo de los colmos tuve un accidente que me hizo posponer un carnet que creí fácil de conseguir, pero no, nunca me rendí…

Y, mi último anhelo, poder ayudar de una forma más práctica y cercana a otras personas.

Y, este el motivo por el cual hoy estoy aquí.

20161225_181007

Ahora eres tú quien tiene que tomar la decisión de dejarse acompañar, elije a quien te inspire mayor confianza, pero no te quedes ahí varado sobrecargando aún más tu mochila personal cuando el aire y la brisa llega, ahora sal de puerto y navega hacia la mar que deseas conquistar, ve a la isla en la que puedes y quieres construir tus propios sueños.

Rafael de Iñaki.

Entre Siria y Dinamarca…

Y van y brotan las leyes que hablan de flujos migratorios, de refugiados, de desarraigo…

DSC01888

Desde ayer vuelve otra vez la afilada historia, queriendo ir a expresar una verdad aún no aprendida.

DSC02071

Usurpados, los derechos, decaen. Ya se deshojan las rojas amapolas porque cuando se acaban los argumentos es cuando comienzan las escusas, y, después se observan las absurdas contiendas que anteriores se debatieron en algunos parlamentos por aquellos que decían ser tan demócratas. Sí; ellos, consejeros que fueron elegidos por todos nosotros en sufragio universal…

DSC02496

Y, será que la dificultad no radica en llegar a dialogar ni en dictar severos decretos, la dificultad radica en las formas y en sus consecuencias.

De camino hacia el otro éxodo… En ocasiones me avergüenzo de ser europeo.

DSC02392

Amigos, paisajes y vivencias que siempre podremos descubrir en cualquier lugar mientras paseamos por este pequeño mundo nuestro.

DSC03363

Rafael de Iñaki.

Que lo que hoy amas tanto siempre te sea concedido.

Agua cielo verde azul donde ir a mecerse en el paisaje venido de un sueño afrutado ahora llevado a la mar colmada de paz que detenida te lleva como envuelta entre nubes de algodones blancos.

DSC02421

Que a ellos dos siempre puedas verles crecer. Que goces de una buena salud, y,  que nunca más te falte ni te vuelva a herir el amor.

DSC02422

Rafael de Iñaki.

A Francia Entró En Agua De Nubes Con Sal.

Hoy quiero traer hasta aq el motivo que demuestra la procedencia de vuestra herencia.

                                                                                                                                                                       Un pensamiento.

          Terroristas Yihadistas o cobardes sin escrúpulos. Yo no tengo ninguna duda.

                                                                                                                                                                                  Un motivo.

Tiempos enrarecidos, locura, disertar de los sentimientos de los pueblos, huida precoz de las almas, xenofobia a las otras razas, imposición, imperativo mecanismo de autodefensa ante el vacio interior y la quiebra de la autoestima, hileras de seres de papel transparentes, ocurrencias recurrentes, atentados contra los semejantes, campos de amapolas arrasados, soledades y desiertos, mazmorras para los años, crímenes de antes de unas guerras pues anteriores se gestaron; y fue la semilla del desasosiego de un primer ser desnutrido de herramientas emocionales quien nos ocupó la sensatez, fueron infinitas carencias, fueron seis millones de registros frustrados de sus sueños secuestrados por ese único ser con medio bigote como pegado a la cara que le delataba las intenciones de un lenguaje corporal anunciado que no supimos ver.

Posdata.

Siempre os recuerdo cuando os sumerjo en un palito de incienso antes de la salida de cada templo desde los puntos más remotos de un oriente. Si, es desde esta lejanía que aún me doléis más; antes y después. Sí, es cuando piso occidente que os beso la frente y me sabéis a mandarina recién mondada alrededor de este sentimiento anaranjado que se me queda apegado a la piel por entre la arena que desciende y el azul de una visión que os lleva hacia la cima del aura.

Rafael.

Sí. Agua de nubes con sal; no se necesita más para llevarse al fardo e ir al faro de Alejandría pasando por Haifa al peregrinar. 

De Iñaki.