No sois invisibles.

Vosotras también hacéis posible que este mundo resulte un poquito más acogedor y, como tantos otros seres humanos, hoy desde la porción de feminidad que me compone, salto al deseo de sumarme a estas horas de ahora que con tanta dignidad compartís y de las que también nos dejáis participar.

23/3/2015.

Rafael de Iñaki.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *