Otro de nuestros poetas en Nueva York. Antonio Muñoz Molina.

De sobras es sabido que nuestro entrañable y querido gran poeta García Lorca estuvo de paso en una ciudad tan cosmopolita como Nueva York.

Ocurrió un día cualquiera. Hace unos días atrás, estando frente a un expositor de libros en el interior de una biblioteca, me di la oportunidad. De vez en cuando me gusta escoger un libro al azar, y, la verdad, es que, no pude ser más afortunado.

En no pocas ocasiones, los escritores tenemos que abrir las ventanas interiores del alma — todos nos nutrimos de todos– unos autores nos influenciaran más y otro menos, pero en esencia, ello nos ayuda a crecer interiormente como personas y también a seguir progresando en un oficio en el que nunca dejas de aprender.

Dejo anotada aquí una recomendación para quien pueda serle de utilidad. Tanto si quieres conocer el otro lado del Nueva York más profundo mientras a la misma vez disfrutas de una literatura con connotaciones de fragmentos y de vivencias personales de la vida de Antonio, aventuras vividas ante la descomunal y desmesurada metrópoli en la que nada es lo que parece.

Algún día espero poder traer conmigo el regalo de su esencia, tal vez resulte tan excitante como adentrarse en el sudeste asiático.

No te quedes con las ganas de descubrir una grata y entrañable historia que te transportara a otros universos interiores.

Ventanas de Manhattan de Antonio Muñoz Molina.

Rafael de Iñaki.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *